Ministerio de Trabajo

HISTORIA

Durante la primera ocupación norteamericana en 1916 se creó el Departamento de Trabajo, como una dependencia de la Secretaría de Interior y Policía, para llevar un registro de desocupados y puestos vacantes. Fue muy efímero por la realidad socioeconómica del país.

En 1920, se crea la Secretaría de Estado de Trabajo y Comunicaciones con la siguiente misión:

1.Mantener relaciones con los centros obreros.
2.Estudiar las resoluciones o las iniciativas tomadas por las conferencias de obreros del mundo.
3.Proteger y procurar trabajo al obrero dominicano.
4.Días y horas que trabajan.
5.Establecer seguro y consagrar los deberes de los empleadores y trabajadores.
6.Promover la construcción de casa para obreros.

Posteriormente, sufrió cambios sucesivos con el nombre; Secretaría de Estado de Agricultura y Trabajo, Secretaría de Comercio y Trabajo, hasta llegar 1959 a ser designada como Secretaría de Trabajo.

En 2006, la Secretaría de Estado de Trabajo obtuvo la Medalla de Oro del Premio a la Calidad en el Sector Público, galardón entregado por la ONAP.

En junio de 2010, y promulgada la nueva Constitución de la República, pasa a denominarse Ministerio de Trabajo.

 

Visión

Ser una institución eficiente, eficaz y concertada en el desarrollo de las relaciones laborales y el fortalecimiento del mercado de trabajo, dentro de un marco de estricto respeto a la institucionalidad y las leyes.

Misión

Liderar la generación, fomento e implementación de las políticas, planes, programas y normas laborales en el país, estableciendo los mecanismos de seguimiento para su aplicación y cumplimiento, satisfaciendo de manera oportuna y eficaz las necesidades de los actores del mercado de trabajo, a fin de contribuir a la paz socio laboral y el desarrollo nacional.

Valores

Administrar los recursos materiales de la institución con alto sentido de justicia y racionalidad económica. Respetar las leyes, normas y los procedimientos institucionales establecidos sobre cualquier otro interés. Servir con eficiencia a todas las personas que soliciten nuestros servicios sin considerar raza, edad, sexo, religión, condición socioeconómica o ideológica. Compartir en equipo la definición de los planes y programas, generando el compromiso e involucramiento de todos los empleados en el cumplimento de las metas institucionales.

Elevar constantemente la productividad de nuestros recursos humanos y eficiencia de los servicios que ofrecemos. Servir con entusiasmo a los ciudadanos que requieran nuestros servicios, anteponiendo la satisfacción de sus necesidades a las nuestras. Respetar la dignidad humana de los empleados, reconociendo el talento y la contribución de cada colaborador, ofreciendo oportunidades de crecimiento personal.

Objetivos

El Ministerio de Trabajo es la más alta autoridad por ley en materia de administración del trabajo asalariado.

Asume un papel protagónico, armonizando los aspectos de la Legislación Laboral Nacional que resultan afectados por los procesos de integración económica. Fomentando el diálogo social asume, nuevos métodos que impiden el estallido de conflictos laborales.

Es la institución responsable de elaborar de Políticas Nacionales en materia de empleo así como de propiciar una mayor autonomía de los sectores sociales para regular las relaciones de trabajo.

Igualmente, diseña una modalidad de control de la aplicación de las normas y regularización laboral, asumiendo un rol más educativo de cara a la concienciación que a la implementación de las medidas en forma coercitiva.

Desde la entidad estatal se hace cumplir el Reglamento 522-06, el cual define el control de la higiene y seguridad en el trabajo para disminuir los riesgos laborales.