Ministerio de Relaciones Exteriores

Historia

Uno de los elementos importantes del desarrollo social y cultural de los pueblos lo constituye el patrimonio monumental. Este patrimonio se convierte en un aspecto puntual entre los bienes inmuebles y tangibles como parte significativa del desarrollo arquitectónico y hábitat de los pueblos y de su cultura material y espiritual. Por tanto, recuperar la historia y función social y cultural de los monumentos, y/o edificaciones, es una tarea de las instituciones que trabajan y participan en el desarrollo del país.

Es el caso de la sede o instalaciones que alojan a la Cancillería de la República Dominicana, también conocida como Estancia San Gerónimo, Estancia Michelena o Estancia Ramfis. Esta hermosa casa, estilo rancho-residencia, fue erigida a solicitud y gusto arquitectónico de su primer propietario, de origen puertorriqueño, Santiago Michelena Bellvé.

En el año 1938, Trujillo se trasladó de la antigua casa Presidencial – donde hoy se encuentra el Palacio Nacional – a la recién remodelada Estancia San Gerónimo o Michelena, que adquirió para entonces un nuevo nombre: “Estancia Ramfis”, en honor a su primogénito. En aquella Estancia permanecerá por los menos unos catorce años. Allí instala sus oficinas en 1938 y la consolida como Mansión Presidencial.

En 1952 se traslada la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores de la República Dominicana esta propiedad. Este acontecimiento se produjo bajo la administración de Virgilio Díaz Ordóñez, quien fue Canciller de la República desde 1947. La Cancillería ocupaba desde hacia tiempo parte del edificio de la Antigua Capitanía General de Indias y asiento de la Real Audiencia, hoy Museo de las Casas Reales.

El anexo para albergar los archivos de la Cancillería y otras oficinas fue terminado bajo la gestión del Dr. Joaquín Balaguer, quien desempeñó las funciones de Secretario de Estado de Relaciones Exteriores durante el período 1953-1955.

La beligerancia y atención que concitó la adquisición y las remodelaciones de la Estancia San Gerónimo así como el protagonismo que jugó como residencia de familias e instituciones ligadas estrechamente a la historia dominicana por más de ocho décadas del presente siglo, hacen de esta edificación un patrimonio histórico.

 

Visión

Consolidar el reconocimiento y respeto internacional, a través de un ejercicio diplomático de la democracia, la solidaridad y el dialogo para atender los desafíos del cambiante y competitivo contexto mundial, al interés y bienestar del país y de sus ciudadanos.

Misión

Tiene como misión impulsar una Política Exterior en beneficio de los intereses del país y sus nacionales, orientada a la defensa y salvaguarda de su soberanía, a la promoción de la paz y la seguridad internacionales, así como reforzar los mecanismos de carácter multilateral y bilateral en apoyo a la estrategia nacional de desarrollo y a la solución de los problemas y temas comunes de la comunidad internacional, conforme a los principios políticos, económicos, sociales, éticos y jurídicos establecidos en la Constitución.

Valores

Institucionalidad:

Nos apegamos a la Constitución y las Leyes, nuestra ley institucional, nuestro reglamento orgánico y las políticas y procedimientos vigentes.

Lealtad:

Guardamos fidelidad a los mejores intereses de la nación y a las directrices del Presidente de la República.

Transparencia:

Actuamos con integridad y honestidad y apegados a la claridad y la rendición de cuentas.

Fiabilidad:

Tenemos la capacidad de llevar a buen término los proyectos, tareas y misiones encomendadas.

Continuidad:

Valoramos los esfuerzos sistemáticos y el seguimiento de nuestros esfuerzos hasta ver nuestros objetivos plasmados en resultados.

Eficiencia:

Nos esforzamos por hacer más y mejor cada vez, con el mejor aprovechamiento de los recursos que disponemos.

Dialogo:

Utilizar el dialogo como instrumento principal del ejercicio diplomático.

Democracia:

Aplicar, defender y promover los valores y principios democráticos establecidos en la Constitución Dominicana y en el Derecho Internacional.

Profesionalidad:

Fortalecer la capacidad del recurso humano administrativo, diplomático y consular para dotar al país de un ejercicio diplomático coherente que le permita atender los desafíos y oportunidades que exige el mundo hoy.

Responsabilidad:

Cumplimiento eficiente de la misión y de los deberes conforme los mandatos y funciones encomendado.

 

Objetivos

Auxiliar al Presidente de la República en la coordinación sistemática de los principios fundamentales de la Política Exterior del país, en la orientación y súper vigilancia de las misiones diplomáticas y los servicios consulares, así como todo lo relacionado a pasaportes y en la gestión de los demás asuntos inherentes al Ministerio. Determinar el régimen del Cuerpo Diplomático y Consular Dominicano. Mantener correspondencia con los agentes diplomáticos y consulares acreditados ante el Gobierno Nacional. Promover el comercio entre la República Dominicana y el territorio de su jurisdicción y proteger las personas y los intereses de los dominicanos en su demarcación.

Legalizar los documentos que deban ser utilizados en el extranjero. Registrar las cartas de naturalización. Inspeccionar y vigilar la recaudación de los derechos consulares. Negociar las extradiciones.

Atender todo lo relativo a los tratados y convenios internacionales. Organizar lo relativo a la etiqueta y ceremonial diplomático. Mantener relaciones de amistad con los Estados y organismos internacionales en que están acreditadas las misiones diplomáticas. Velar por la dignidad y el prestigio de la nación y defender y hacer reconocer sus derechos e intereses, de acuerdo con los principios políticos, económicos y sociales consagrados por el pueblo dominicano en la Constitución de la República. Estudiar todos los asuntos relacionados con las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y las Conferencias Internacionales.