Lanzamiento del Plan Nacional de Alfabetización

10 September, 2012

Imprimir
Dra. Margarita Cedeño de Fernández, Vicepresidenta de la República Lic. Cándida Montilla de Medina, Primera Dama de la República Lic. Gustavo Montalvo, Ministro de la Presidencia Lic. José Ramón Peralta, Ministro Administrativo de la Presidencia Lic. Josefina Pimentel, Ministra de Educación Lic. Ligia Amada Melo, Ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología Lic. Valerie Julliand, Representante, Coordinadora de las Naciones Unidas en laRepública Dominicana Dr. Pedro Luis Castellanos, Director General de Programas Especiales de la Presidencia Señoras y Señores, El 8 de septiembre de cada año se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas y, en particular, por la UNESCO. Este año, último del decenio de la alfabetización, se conmemora bajo el lema: LA ALFABETIZACION Y LA PAZ. Ciertamente, la justicia es la base de la paz, y alfabetizar es hacer justicia. Alfabetizar es una forma de contribuir a la igualdad, la inclusión y con ellas a la paz en el mundo. Como dijimos durante la campaña electoral: la educación es el otro nombre de la libertad. Nada más liberador para las personas que tener la oportunidad de acceder a la comunicación escrita, al conocimiento acumulado por la humanidad, a la historia de sus propias comunidades y pueblos. Nada más libertador que poder transmitir y dejar testimonio por escrito de nuestras ideas, puntos de vista, expectativas y apreciación de nuestra persona, nuestra familia, nuestra comunidad; del país y del mundo del cual formamos parte. Nada genera más capacidades y oportunidades para una vida mejor que la alfabetización. Por eso, saber leer y escribir es un derecho inalienable que, desde el gobierno, me aseguraré de garantizar a todas y todos los dominicanos. Es sabido que los recursos del Estado son limitados y eso nos obliga, por supuesto, a priorizar la inversión social de calidad,que tradicionalmente ha estado por debajo de los estándares medios continentales. Sin embargo, pueden estar seguros: las dificultades económicas no van ser pagadas con el sacrificio de los más vulnerables, posponiendo la satisfacción de sus necesidades más elementales. Aún en medio de las mayores dificultades, es responsabilidad del Gobierno proteger a las personas, familias y comunidades más débiles y socialmente excluidas. ¡Y eso haremos desde el gobierno! El analfabetismo en personas mayores de 15 años es una deuda impostergable de nuestra sociedad. De acuerdo con las estimaciones más recientes, alrededor de 700,000 ciudadanos mayores de 15 años no saben leer ni escribir. El analfabetismo es una de las formas de reproducción de la pobreza y la exclusión social. Es una deuda con nuestro pueblo que nos avergüenza y que debemos saldar. ¡Ha llegado la hora de pagar esta deuda! Nos ajustaremos el cinturón en otros campos del gasto público, mientras avanzamos en la reforma fiscal, pero nunca, nunca, para sacrificar los derechos de los ciudadanos. Como Gobierno y como Sociedad, asumimos a partir de hoy el desafío de superar el analfabetismo, de asegurar la oportunidad y las herramientas de aprendizaje de la lectura y la escritura a toda nuestra población, sin excepción. Estoy seguro, de que para superar este desafío contaré con la voluntad y el espíritu solidario del pueblo dominicano, que ha demostrado en innumerables ocasiones su vocación de servicio y amor a sus hermanos. Les invito a todos a participar en esta hermosa cruzada que deberá llevar a la República Dominicana a ser declarada y reconocida en todo el mundo como territorio libre de analfabetismo. Como dijera Paulo Freire: “La alfabetización es más, mucho más que leer y escribir. Es la habilidad de leer el mundo, es la habilidad de continuar aprendiendo y es la llave de la puerta del conocimiento”. Para nosotros, la alfabetización es la primera y más importante puerta que debemos abrir en el proceso de inclusión social. Por eso, el Plan Nacional de Alfabetización, cuya organización y desarrollo iniciamos a partir de hoy, y que denominaremos “Quisqueya Aprende Contigo”, es parte de un esfuerzo mayor de transformación social a través de la estrategia Quisqueya sin Miseria. Vamos a trabajar con un enfoque integral, en el que la superación del analfabetismo es solo el primer paso de los muchos que vamos a dar para generar y ofrecer oportunidades a aquellos que durante años han sido relegados del tren del progreso. No hablamos, por tanto, de una estrategia aislada que termina cuando la persona puede leer y escribir. Hablamos de una concepción nueva de los programas sociales, enfocada a garantizar las condiciones necesarias que permitan la mejora de las capacidades, la incorporación al mercado de trabajo, el desarrollo del emprendedurismo y, en definitiva, una mejor calidad de vida. Esto significa que todo el gobierno, en alianza con la sociedad, aplicando las estrategias de Quisqueya sin Miseria, no sólo trabajará en forma coordinada y concentrada para que nuestro país pueda llegar a ser un territorio libre de analfabetismo, sino que ofrecerá a quienes alcancen esta meta inicial, la oportunidad de completar la educación básica, en programas flexibles y adecuados a sus posibilidades, abriéndoles también, la puerta a continuar después estudios de bachillerato y superiores. Asimismo, quienes sean alfabetizados, y de acuerdo a los parámetros de ingreso establecidos, tendrán la oportunidad de incorporarse a otras iniciativas de apoyo estatal. Entre otras podrán: – Ser beneficiarios del programa Progresando con Solidaridad. – Incorporarse a programas especiales de capacitación laboral del INFOTEP. – Obtener capacitación digital básica en los Centros Tecnológicos Comunitarios, en los centros de INDOTEL y otros. – Recibir apoyo técnico y financiero, vía la banca solidaria, para desarrollar autoempleo e iniciativas de negocio y para conformar o fortalecer cooperativas o asociaciones, que amplíen sus capacidades para producir ingresos familiares. Vamos a lograr la meta de eliminar el analfabetismo, pero también vamos a hacer todo lo que sea posible, para que las personas alfabetizadas y sus familias inicien una nueva etapa de crecimiento, para que se fortalezcan como personas productivas, para que sean ciudadanos orgullosos de su país, solidarios y participativos en su comunidad. Dominicanos y dominicanas, Queremos que “Quisqueya Aprende Contigo” sea una expresión de la capacidad solidaria de los dominicanos y dominicanas. Los alfabetizadores serán voluntarios, invitados entre estudiantes universitarios y profesionales, estudiantes del último año de secundaria, así como otras personas que reúnan los requisitos y que voluntariamente deseen ser parte de este gran esfuerzo nacional. De nuevo llamo a todo nuestro pueblo a acompañarnos en esta fiesta de la solidaridad y del amor. A participar en esta hermosa misión que abrirá las puertas del conocimiento a todos nuestros hermanos y hermanas. Pocas veces la vida pone ante nosotros una oportunidad tan sencilla y a la vez tan crucial de transformar la Historia de nuestro país. Hagamos nuestra esta oportunidad entregando generosamente nuestras capacidades y nuestro cariño para ganar esta batalla. Toda entidad gubernamental asegurará a su personal la oportunidad de alfabetizarse si lo requiere. Invitaremos a los partidos políticos, a las Iglesias, a todos los empresarios, a las cooperativas, a las empresas de zonas francas, a las instalaciones turísticas, a las organizaciones sindicales y campesinas, a cada familia, a participar activamente. Que nadie se quede sin la oportunidad de ser alfabetizado. Que nadie que lo desee se quede sin la oportunidad de participar activamente como alfabetizador o de alguna otra forma. El gobierno nacional aportará los recursos básicos, asegurará la disponibilidad de oportunidades de organización y capacitación, dentro de la programación correspondiente. La Sociedad aportará su solidaridad. Juntos, vamos a llegar a todos nuestros hermanos que lo necesitan, para hacerles sentir que no están solos, que el país los acompaña, que los valoramos como ciudadanos y ciudadanas, y que apreciamos mucho su disposición de aprender. Organizaremos juntas de “Quisqueya Aprende Contigo” en cada provincia, en cada municipio y distrito municipal, en cada sección, en cada paraje, en cada barrio y localidad, en cada empresa, en cada organización de base social. Conformaremos una inmensa red de amor y solidaridad que cubrirá el territorio nacional. Llegaremos a cada rincón de la patria, a cada vivienda, a cada persona, a ofrecerle si lo necesita el Plan de Alfabetización. Vamos a mostrarle al mundo nuestra determinación y el valor de nuestra disposición solidaria. Hemos solicitado la cooperación técnica internacional. Valoramos las experiencias exitosas en otros países, y también las experiencias realizadas por diversas organizaciones e instituciones gubernamentales y no gubernamentales de nuestro país. El Plan “Quisqueya Aprende Contigo”, ha sido concebido de forma que seleccionaremos un método principal para facilitar y hacer más eficientes las operaciones. Sin embargo, todas aquellas organizaciones con experiencias válidas e interés en alfabetizar, podrán aplicar, -si así lo prefieren- el método con el que se sientan más familiarizados, siempre que se cumplan los requisitos de registro y otros definidos por el Equipo Técnico, y se considere que tiene ventajas en determinadas poblaciones o circunstancias específicas. Vaya nuestro reconocimiento a todos aquellos que han realizado y mantenido esfuerzos para alfabetizar y hayan logrado que decenas de miles de dominicanos y dominicanas durante años elevaran su nivel educativo. Ahora, juntos, organizados, en un único Plan Nacional de Alfabetización, coordinándonos, sumando nuestras voluntades y capacidades, alcanzaremos la meta de que nuestro país sea libre de analfabetismo. Hoy, vamos a conformar la Junta Nacional de Alfabetización, e inmediatamente se conformarán los equipos técnicos y operativos. Vamos a avanzar, en los próximos meses, todas las labores organizativas, tanto técnico-pedagógicas, como técnico-operativas. Nuestra aspiración es que el 7 de enero del próximo año se inicien los círculos de alfabetización en las comunidades, según el cronograma definido, y que a más tardar dos años después hayamos concluido con la eliminación del analfabetismo en nuestro país. Distinguidas personalidades e instituciones que integran la Junta Nacional de la Alfabetización: el país los recordará agradecido. Integrantes de los equipos técnicos: ustedes tienen por delante una hermosa pero desafiante tarea, abrir las puertas del futuro a quienes nunca tuvieron esa oportunidad, y poner así otro ladrillo en el camino a un nuevo modelo de desarrollo. ¡Dominicanos, dominicanas, jóvenes de nuestro país, los invito a ser protagonistas de esta epopeya patria. Vamos a ser actores y al mismo tiempo testigos de un hecho histórico! Ciudadanos y ciudadanas que desean participar como alfabetizadores, bienvenida sea esa voluntad solidaria! Ciudadano o ciudadana, si deseas abrir definitivamente las puertas del conocimiento, superar el analfabetismo, y avanzar hacia una mejor calidad de vida, esta es tu oportunidad, NO la dejes pasar. Tú serás un ejemplo de lo que somos capaces como dominicanos cuando nos proponemos progresar y cuando nos unimos tras un propósito común. Te invito a registrarte y a cumplir con voluntad y entusiasmo los programas de alfabetización. Tú no estás solo!! Todo el Gobierno y el pueblo dominicano estamos a tu lado, para ayudarte a vencer el miedo. Tu esfuerzo será recompensado y tu orgullo al superar cada dificultad será el orgullo de todo un pueblo. Dominicanos y dominicanas, Tenemos todo para alcanzar esta meta histórica. Tenemos la voluntad, la organización y la gente. Por eso sé que juntos, sumando nuestros esfuerzos, haremos, sin duda, lo que nunca se ha hecho!

¡Manos a la obra!