Gobierno avanza en la supervisión de procesadoras lácteas, cerrará plantas que no cumplan

9 February, 2017

Imprimir
Santo Domingo

Con la presencia del Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, se reunió la Comisión Gubernamental que da seguimiento al Programa de Vigilancia Sanitaria de Alimentos, caso específico de productos lácteos y derivados, para pasar balance al plan de trabajo interinstitucional aprobado en julio 2016.

IMG_7622 (1) Dicha comisión está compuesta por los Ministros de Salud, Agricultura e Industria y Comercio, así como el Director General de Aduanas. Adicionalmente, son parte de ella el Viceministro Administrativo de la Presidencia, el Viceministro de Fomento a las PyMES,  el Administrador del Banco Agrícola, el Director de CONALECHE, la Directora de ProConsumidor, la Directora de DIGEMAPS, el Director de Ganadería, el Director del INDOCAL, entre otros funcionarios.  En dicha reunión participaron además los directivos de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (APROLECHE) por parte del sector privado.

Los puntos tratados en la reunión fueron el apoyo a la producción y transporte, la agilización de los registros sanitarios de productos lácteos, el fortalecimiento de la capacidad diagnóstica, el cumplimiento de las normas referente al etiquetado, la vigilancia sanitaria del mercado y la actualización reglamentaria para la ordenación del sector.

IMG_7597Conforme a lo informado por la comisión, se ha avanzado en el seguimiento e inspección a  338 queserías de las más de seiscientas que operan en todo el país. Esto en un trabajo conjunto de Salud Pública, Agricultura y CONALECHE, que pretende visitar a todos los procesadores y terminará en marzo próximo.

Para transformar las condiciones de producción y transporte, el Gobierno dispuso de una línea de crédito de 500 millones de pesos a través del Banco Agrícola con una tasa de un 8% y otras flexibilidades para que los productores puedan acceder rápidamente a mejoras. Sin embargo, la Comisión ratificó la decisión de que aquellos establecimientos que al 1 de abril no hayan hecho las adecuaciones necesarias les serán suspendidas sus operaciones.

Por otra parte, la Comisión asegura que en el monitoreo del mercado se ha verificado un mejoramiento de las condiciones del etiquetado. Reitera la necesidad de cumplir con el etiquetado en origen a partir del primero de abril y la obligatoriedad de poseer registro sanitario para la comercialización en el mercado nacional.

Todas estas medidas son en el interés de garantizar la inocuidad, calidad y  los requerimientos nutricionales de los productos consumidos por la población dominicana.