Discurso del Ministro José Ramón Peralta #LibroVisitasSorpresas

1 February, 2016

Imprimir
Señoras y señores:

Gracias a todos por venir esta tarde, su presencia da muestra del interés creciente que despierta en nuestro país, el modelo de gestión del Presidente Danilo Medina, y en este caso particular, las visitas sorpresa.

Mi presencia hoy aquí es, sobre todo, para agradecer el excelente trabajo realizado por Manuel Campo Vidal y Yoryina Peralta Sánchez.

Nos honra que un profesional tan reconocido como el Señor Manuel Campo Vidal, intelectual, comunicador y uno de los periodistas más respetados en España y en América Latina, decidiera realizar esta obra para reconocer uno de los programas más emblemáticos de nuestro presidente, Danilo Medina.

De la misma forma, me alegra mucho que la co-autora de este libro sea una dominicana de pura cepa, nacida en Arroyo Cano y egresada de la prestigiosa escuela de Negocios Next.

Yoryina, felicidades por tu dedicación al estudio y por haber realizado un trabajo tan interesante como el que presentamos hoy.

Como saben, las visitas sorpresa han llamado la atención de organismos internacionales como la FAO y Naciones Unidas y de varios países, que han visitado nuestro país para conocer mejor la forma en que se gestionan.

Precisamente en estos días nos está visitando una delegación de Panamá, para informarse sobre varias de las iniciativas que tenemos en marcha, entre ellas, por supuesto, las visitas.

La publicación de este libro, cuando nuestro Presidente ha pasado ya más de tres años recorriendo el territorio nacional y poniendo en marcha proyectos productivos, es una excelente síntesis que quedará como parte de su legado para la historia y por el que estamos muy agradecidos.

Esta obra recoge la esencia de esta iniciativa y la motivación fundamental de nuestro presidente para llevarla a cabo: permanecer siempre con el oído en el corazón del pueblo.

Amigos y amigas,

Permítanme decirles, con humildad por supuesto, pero también con convicción, que lo que está ocurriendo en nuestro país es, sencillamente, extraordinario.

La República Dominicana vive un momento muy especial. Un momento que, me atrevo a decir, pocos países en el mundo pueden exhibir hoy en día.

Nuestro país, en un contexto económico difícil para América Latina y el Caribe, está creciendo a un ritmo del 7%. Sin embargo, lo más importante que hemos logrado es que todo ese crecimiento llegue, por primera vez, a todas las capas sociales.

En los últimos 3 años, 788 mil dominicanos y dominicanas han salido de la pobreza, al tiempo que se han creado 400,000 puestos de trabajo formales.

Y esto lo hemos hecho con estrategias creativas, sencillas, no excesivamente costosas y extraordinariamente efectivas.

En su libro, Manuel Campo Vidal dice que “innovación” es la palabra clave en la que se han basado las acciones de Danilo Medina.

Y en ese sentido,  no hay duda de que las “Visitas Sorpresa” han sido una sencilla y extraordinariamente efectiva innovación.

Han demostrado que, muchas veces, no es necesario buscar soluciones complicadas, sino simplemente tener la voluntad de que las cosas ocurran y eliminar todos los obstáculos para conseguirlo.

Nuestro presidente ha desarrollado un método eficaz y de bajo costo para conocer de primera mano las necesidades de nuestras comunidades y darles respuesta, con proyectos productivos y sostenibles.

Explicado sencillamente, estas visitas consisten en que el Presidente Medina se desplaza cada domingo, acompañado por un pequeño equipo, a alguna comunidad del país, sin previo aviso.

Se establece así un diálogo directo entre el Presidente, los habitantes y productores de la zona, quienes pueden expresar sin intermediarios sus inquietudes o necesidades.

De esta forma, cada visita se traduce en una serie de compromisos del Gobierno con las comunidades. Especialmente compromisos para desarrollar proyectos productivos, económica y socialmente sostenibles.

Así de sencillo. Sin parafernalias, sin grandes burocracias, pero con transparencia y eficiencia.

Estas visitas han demostrado que, muchas veces, la innovación más radical consiste, simplemente, en no ver las barreras e ir directamente a la búsqueda de soluciones.

Usted, señor Campo Vidal, que lleva años en la comunicación y conoce profundamente la política, ha visto sin duda diferentes esfuerzos realizados en todo el mundo para tratar de poner en contacto las iniciativas gubernamentales y las necesidades de las comunidades.

Hay, sin duda, muchos mecanismos, pero pocos tan directos, baratos y efectivos como las visitas sorpresa ideadas por Danilo Medina.

Los resultados no se están haciendo esperar. Tras 126 visitas realizadas y con 657 compromisos asumidos, el aumento de la producción agrícola, la creación de empleos y la reducción de la pobreza en el campo son una realidad y seguiremos consolidándolos cada vez más.

Esto no es algo que digamos solo nosotros. En 2014, firmamos con el PNUD un mecanismo de seguimiento para que nos ayudaran a identificar las debilidades y fortalezas del Programa.

Según ha concluido el propio PNUD, los proyectos que se derivan de estas visitas son una de las formas más efectivas de combate a la pobreza. Es decir, las visitas producen el mayor de los impactos por peso invertidos.

De la misma forma, el Presidente Medina fue invitado a explicar en detalle las visitas en la Vigésimo Cuarta Reunión Anual del Comité de Agricultura de la FAO.

Sr. Campo Vidal,

Usted ha conocido a muchos líderes políticos, en su país y en todo el mundo y sabe que cada uno tiene un estilo personal.

En este libro usted menciona que, como Presidente, Danilo Medina le pareció un hombre discreto, cercano, formado y excepcionalmente callado para ser un político profesional.

Bien, yo conozco muy bien al Presidente y le puedo decir que todo eso es cierto. Es verdad que Danilo Medina no suele salir a buscar a los medios con declaraciones continuas, sin embargo, eso no quiere decir que no sea comunicativo. Por el contrario, está en permanente comunicación con la gente, escuchándolos.

Y su respuesta, en muchas ocasiones se produce en forma de acciones.

Danilo Medina prefiere que sus actos hablen por él, y que sus realizaciones ya cumplidas sean la mejor muestra de lo que está dispuesto a hacer por su país.

Como usted ha podido comprobar, esas realizaciones son muchas, y nos llena de satisfacción que un intelectual, comunicador y periodista de su talla se haga eco de ellas.

Ojalá este solo sea el principio, y  que este libro suyo lleve a muchas otras personas a querer saber más, a informarse sobre otros aspectos de nuestro país y, por supuesto, a visitarnos.

Y una vez más, muchas gracias por estar aquí.

Manos a la Obra!